Se exalta la belleza de una piedra para que todas sus cualidades se manifiesten en un trabajo de joyero en el que nada se deja al azar y en el que la precisión y la simetría buscadas vienen a destacar sus cualidades en la propuesta final. La manera como las piedras se combinan, se engastan y se unen entre sí, se manifiesta en las joyas que parten de los materiales mismos y su interpretación y de la vocación y el destino de cada piedra. En este trabajo a la medida se pueden combinar varias técnicas como la fundición o el ensamblaje. La filigrana la he estado trabajando con el Maestro Wilmer Martínez de Mompox, Colombia.

                                                      ver fotos...